Capítulo 23: Actualización de primavera

A la chica rota del Norte decirle que todo va a ir bien, que el estrés se irá y que siempre va guapa.

1
Quiero sentirme viento que levante los mejores pétalos de Murcia, quiero ser viento que impulse letras, literatos y locuras. Quiero ser el viento que haga girar todo esto, que encumbre. Y me da igual no ser encumbrado, no ser impulsado. Sigue leyendo “Capítulo 23: Actualización de primavera”

Capítulo 20: Ahora que

1

Lo peor que he hecho es dejar de entenderte. Dejarte caer en una niebla de confusión en la que no comprendo tus objetivos, tus ambiciones, ni tus afectos. Y me intento autoconsolar mediante cartas abiertas, que son a ti, pero que tú no entiendes. Y entonces, quien cae en una niebla de confusión soy yo, volviéndome opaco ante ti. ¿Qué sentido tiene escribirte esto, si tú que eres quien debería entenderlo no lo entiendes, y quien no puede entenderlo lo interpreta cómo le gustaría que fuese? Sigue leyendo “Capítulo 20: Ahora que”

Capítulo 19: Sobre atardeceres y viento

1

De todos los atardeceres en silencio, a solas y a oscuras sólo he podido sacar en claro que te quiero y no te necesito.
De todas las noches contigo y sin ti, del alcohol en compañía pero a solas, y sobre todo a oscuras, sólo he podido sacar en claro que llevo demasiado tiempo esperando a que hagas que la noche se me haga de día. Sigue leyendo “Capítulo 19: Sobre atardeceres y viento”

Capítulo 18: Inviernos sin ti

1

Hoy me has dicho que todo ha cambiado y he vuelto a dejar de saber qué decir. Porque no significa ni que yo haya cambiado ni que tú hayas cambiado sino que el presente ha cambiado y tus sentimientos ya no me imaginan acariciándote el pelo. Qué sabrá el presente, maldito ser infame, si no es más que un instante de transición del futuro, que desganado e insípido se convierte en pasado. Sigue leyendo “Capítulo 18: Inviernos sin ti”

Capítulo 17: Off the record

Processed with VSCO

Nos hemos cruzado, y te has parado justo enfrente de mí. Nuestras miradas han chocado, y ahora entiendo lo que fue la caída del muro. Me miraste, con esa cara afable, como si llevases años sin verme y el cariño y la sorpresa estuvieran a flor de piel. Parecías orgullosa de mí, de cuánto había crecido, de lo alto que era, de mi pelo, de mi risa. Sonreíste, y ahora sé que ahí me desarmaste de toda coraza.

Sigue leyendo “Capítulo 17: Off the record”