La ola de Mar

Una buena mañana la aurora me despertó con aires de frescura. El mar olía a niñez, el presente gritaba aventura. Y llegó la sal al único río aún sin color. Un año después fue el río quien se desbordó en busca de nuevos comienzos.

Eres a buen seguro la única persona por la que he dejado de ver el mundo en siete colores. Por la que más que saber, he vivido el ser diferente. De lo que no hay, en mí eres de lo que no creí que hubiera. Eres fuego de día y luz cuando se apaga el sol.

Y crecí sin saber que eras mi tierra, y sin recordar lo que es ser viento. Hoy echo la vista atrás y en ti encuentro mi confianza perdida. Y es que cuánto echa en falta el mundo nuestra capacidad de no valorar sólo aquello a lo que podemos ponerle precio. Eres el regalo que no esperaba, fuiste la ilusión que nunca creí saber encontrar.

Hay viajes que son irremediables, destinos que tenemos que seguir. Al fin y al cabo, somos sólo nuestra propia meta. Sé que no habrá madrugada que no me recuerde a ti, que no habrá viento que pueda inundar los pulmones del alma. Sabes que seguiremos siendo siempre viento. Recuerdos. Fuego.

Lights will guide you home

IMG_20180306_071155357-EFFECTS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close