Cometas por el cielo

Reinos sin ejércitos ni herederos. Sombras del río que fue nuestra libertad. Nunca nos hablaron del mar. Luces en un fondo sin río ni esperanza, colores entremezclados en el olimpo de todo aquello que sin tocar, hiere de muerte. Y de repente el golpe. Un golpe. Despierta, allí fuera todo sigue siendo exactamente igual. Y por qué será que nunca somos los mismos.

Suma recuerdos, suma lecciones, emociones, caídas y experiencias. Ama, ríe, olvida, perdona. Pero al final todo resta y tú eres el uno que intenta no quedarse en cero. Al final te queda ser tú mismo, te queda ser quien arremete contra los ángeles de la aurora. Si algo de bueno tiene ser demonio, es que su luz es una que no engaña.

Naves que sobrevuelan los terrenos de la indiferencia. Aves que buscan el entender. Pero hay lágrimas que nacieron para ir a parar a la mar. Con los restos de nuestra inocencia. Y es entonces cuando las colinas son caretas gigantes que ilustran el alto precio de la aceptación, el bajo precio del engaño. Es entonces cuando nos convertimos en nuestras propias caretas. Cuando somos cenizas.

IMG_20180210_183840647_HDR-EFFECTS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close