Cambiar

5

Somos distintos. Como si hubiésemos cambiado demasiado en muy poco tiempo. Y a veces parece que nos hemos pasado. Parece que cambiar es malo.

Dicen que rectificar es de sabios, pero nosotros somos más bien tercos y orgullosos. Sólo la realidad pura y dura nos hace cambiar. Y eso que a veces llegamos a intentar devolverle los golpes a la vida.

Cambiamos por instinto, pero tendemos a darle demasiada razón a ese instinto. Y nuestro instinto entiende poco de equivocarse. Preferimos encerrarnos en nuestra propia verdad aunque tengamos que adentrarnos en mundos oníricos y demasiado idealizados. Preferimos incluso creer en lo imposible, pero no con ilusión sino por interés. Por egoísmo.

Hace un tiempo entendí la necesidad de romper mi propia burbuja y nadar en otros mares. De dejar atrás los lejanos bramidos de los dragones, y sentir su cálida llamarada. De cambiar. De luchar contra los imposibles, que es lo que hacen los verdaderos soñadores.

Pero no resulta nada alentador toparse con un muro de tradicionalismos y miras opacas. Saber que puedes coger otros caminos hacia tu meta, pero que cada vez te sentirás más y más solo.

En el fondo nunca hemos sido tan distintos, pero nos hacen serlo. Y es ahora cuando me toca dar la espalda a todos los muros y mirar de frente a todas esas personas con las que sé que nunca me sentiré solo.

Las que me enseñan a valorar esos detalles únicos que nos hacen grandes. Las que me recuerdan por qué es mejor seguir estrellándose contra los muros que pararse y formar parte de ellos. Las que me demuestran día a día lo esencial del coraje para ser y no aparentar. Las que me hacen entender que nuestro mayor defecto es no ser fieles a nosotros mismos. Las que me sorprenden entre tanta monotonía. Las que tienen la humildad necesaria para luchar, y la valentía imprescindible para dejarme luchar a su lado.

Las personas con y por las que quiero cambiar. Os miro a los ojos, y puedo verme reflejado en ellos. Vivo en un camino de preguntas en el que vosotros sois la respuesta. Sois pocos, pero sois únicos. No lo olvidéis. El camino es largo, pero no hay dragón que pueda con nosotros. Cambiar es bueno. No lo olvidéis. Parece mentira que no lo sepan.

Anuncios

Un comentario en “Cambiar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s